Blog sobre Rusia

Reserva natural de Siberia

Porque en Siberia no todo es hielo y nieve. Esta reserva natural es un particular destino de Siberia, sano esparcimiento, aire fresco, belleza salvaje; adjetivos con los que podemos describir esta singular área a 3.352km de la capital rusa (específicamente, en el Krai de Krasnoyarsk). De igual forma denominada el corazón de Eurasia, en donde hace 400 millones de años cuando los mares dominaban el mundo entero, esta reserva era un cálido mar tropical, nada relacionada con la helada Rusia; prueba de ello con un poco de suerte de parte del visitante podemos encontrarnos con fósiles a las orillas de los ríos, específicamente, corales de una manera más común; dichos fósiles reiteran que el territorio siberiano fue un continente separado llamado Angarida. Una recomendable opción para deleitar la vista es el rió Yeniséi, el escaso transitable Podkámennaia Tunguska, un completo mar de taiga, una exquisita fauna, conformada por osos, alces, linces, carcayús y cebellinas, estos últimos históricamente importante en la caza de Siberia, pero de igual forma protegido de manera especial dentro de la reserva natural. Si bien es cierto la fauna y la flora no son las únicas que gozan protección especial, los grupos étnicos de la localidad toman un papel muy importante, los kets, minoría étnica caracterizados por la caza y la pesca son atrayentes al ojo visitante, tanto por sus expresiones culturales como por su historia, debido a que son considerados ancestros de los indios norteamericanos según se dice.